Sembramos árboles para cosechar oxígeno.

Sembramos árboles para cosechar oxígeno.

El Zamarrito Pechinegro es una especie de colibrí endémico y críticamente amenazado de extinción. Habita los bosques altoandinos sobre los 3000 m de elevación. La mayoría de registros de esta especie corresponden a la ladera noroccidental del volcán Pichincha, con el avistamiento en 1983 de una posible hembra en el volcán Atacazo. En el año 2006, el ornitólogo Olaf Jahn redescubrió una pequeña población de Zamarrito Pechinegro en la Cordillera de Toisán, sobre el valle de Intag, una localidad histórica de la especie.

Los colibríes son polinizadores naturales y pueden visitar más de 2500 plantas en un solo día. Prefieren las flores con forma tubular y colores llamativos como el rojo, anaranjado o azul. Los colibríes como el Zamarrito Pechinegro son los principales polinizadores en las zonas altas y frías, donde hay escasez de otros polinizadores como insectos y murciélagos.   

Macho de Zamarrito Pechinegro. Autor: Miguel Hipo.

Aves y Conservación, con el financiamiento del Fondo de Alianzas para los Ecosistemas Críticos (CEPF) y junto al apoyo de la Comunidad Piñán, el Ministerio del Ambiente y los gobiernos locales municipales de Cotacachi y provincial de Imbabura, así como del GAD parroquial de Nono en Pichincha y otros actores locales; llevan a cabo el proyecto “Conservación participativa del Zamarrito Pechinegro (Eriocnemis nigrivestis) en las áreas clave para la biodiversidad de Mindo-Estribaciones Occidentales del Volcán Pichincha e Intag-Toisán”. Su objetivo, es la actualización del Plan de Acción para la conservación del Zamarrito Pechinegro (2019-2029) y la implementación de acciones de conservación prioritarias en el rango de distribución de esta especie amenazada, lo que incluye el enriquecimiento de hábitats degradados con especies nativas que forman parte de la dieta de este colibrí.

Hembra de Zamarrito Pechinegro. Autor: Miguel Hipo.

El miércoles 29 de agosto, personal de Aves y Conservación junto a Fausto Rodríguez, Abraham Yacelga y Gregorio De la Cruz (Comunidad Piñán) registraron una pareja de Zamarrito Pechinegro en el lugar conocido como Cayapachupa en la Reserva Ecológica Cotacachi-Cayapas (RECC); lugar donde doce años atrás Olaf Jahn redescubrió a la especie. En palabras de Fausto Rodríguez, presidente de la comunidad, el registro de Zamarrito Pechinegro representa un gran incentivo para la comunidad, quienes le han apostado al turismo comunitario desde 1997. Piñán está localizada a 3200 metros de altitud en los páramos de la RECC. Cuentan con un acogedor refugio con capacidad para 25 personas, duchas con agua caliente y excelente comida y servicio.

En el marco de este proyecto, Aves y Conservación está realizando un diagnóstico socioeconómico de la parroquia Imantag, a la que pertenece Piñán. Esta información apoyará la actualización del Plan de Acción para el Zamarrito Pechinegro y servirá como un marco orientador para el diseño de nuevas propuestas de conservación y turismo comunitario. Además, se realizarán expediciones adicionales en la RECC y otros sitios en la región de Intag-Toisán, para identificar nuevas áreas donde habita esta especie amenazada y otras aves de interés. 

2

Miembros de la comunidad Piñán y Aves y Conservación, durante el reconocimiento de campo y registro del Zamarrito Pechinegro en la Reserva Ecológica Cotacachi Cayapas. De izquierda a derecha: Fausto Rodríguez, Luis Calapi, Gregorio de la Cruz, Abraham Yacelga y Juan Carlos Valarezo. 

Aves y Conservación, con el financiamiento del Fondo de Alianzas para los Ecosistemas Críticos (CEPF) y junto al apoyo de la Comunidad Piñán, el Ministerio del Ambiente y los gobiernos locales municipales de Cotacachi y provincial de Imbabura, así como del GAD parroquial de Nono en Pichincha y otros actores locales; llevan a cabo el proyecto “Conservación participativa del Zamarrito Pechinegro (Eriocnemis nigrivestis) en las áreas clave para la biodiversidad de Mindo-Estribaciones Occidentales del Volcán Pichincha e Intag-Toisán”. Su objetivo, es la actualización del Plan de Acción para la conservación del Zamarrito Pechinegro (2019-2029) y la implementación de acciones de conservación prioritarias en el rango de distribución de esta especie amenazada, lo que incluye el enriquecimiento de hábitats degradados con especies nativas que forman parte de la dieta de este colibrí.

What's your reaction?
3Cool0Upset0Love0Lol
to top